“La seguridad es lo primero, más que un eslogan”

“…Nuestra responsabilidad a nivel empresarial y social tiene como objetivo que todas las personas que trabajan para “Compass Group”, cuando terminan su jornada, lo hagan con su integridad, tanto a nivel físico como mental, intacta…”
Entrevista a:
D. Raúl Esteban Ruiz
HSE Manager | Compass Group Spain
Entrevistado por Emilio González. Área de Prevención de FREMAP

Hablamos con D Raúl Esteban, responsable de seguridad, salud y medio ambiente de “Compass Group”, empresa líder en la restauración colectiva y en el área de “support services” (jardinería, control de accesos, mantenimiento…). Mundialmente está situada en el top 20 de los grandes empleadores, con presencia en más de 50 países y con una plantilla que supera las 600.000 personas, de las cuales más de trece mil personas trabajan repartidos en los más de 1.800 centros que tienen en España.

La organización preventiva de la que se han dotado para atender las necesidades del Grupo en nuestro país tiene integradas todas las especialidades preventivas, salvo la medicina del trabajo, si bien, cuentan con una persona in-company encargada de la vigilancia de la salud en la empresa que además les apoya en el estudio de la casuística de los accidentes.

El trabajo desarrollado por el servicio de prevención propio mancomunado de “Compass Group” en España, ha sido objeto de reconocimiento por parte del Grupo, incluyéndolo en la memoria de responsabilidad social corporativa como ejemplo.

Con el fin de conocer mejor vuestra realidad, ¿podrías decirnos los riesgos más habituales de este sector?

Una de las peculiaridades del sector es que la mayoría de los centros de trabajo no son propios. La mayor parte de la actividad se realiza en centros clientes siendo comparativamente inferior el número de cocinas centrales o de oportunidad. A nivel preventivo, esto representa un reto ya que las instalaciones y los equipos son mayoritariamente de nuestros clientes. En estos casos, en numerosas ocasiones, aprovechamos las remodelaciones íntegras del comedor y/o cocina vinculadas a contratos de larga duración, para realizar inversiones destinadas a la mejora de las condiciones de seguridad y salud de las instalaciones o del propio entorno de la cocina.

Los riesgos más graves en términos de prevención suelen ser aquellos asociados a las condiciones de las instalaciones o de los propios equipos, bien por incumplimientos normativos al tratarse de equipos muy antiguos o bien porque no integraron la prevención en su fase de diseño, con independencia de que en su momento tuvieran el marcado CE o que cumplieran el RD 1215/1997, de 18 de julio, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo. Otro punto especialmente crítico son las intervenciones de mantenimiento que pueden generar riesgos adicionales al modificar el equipo, perdiendo consiguientemente el marcado CE de estos.

Con el fin de evitar estas situaciones, es importante recurrir a Servicios de Atención Técnica de solvencia acreditada y realizar un adecuado control del riesgo: comprobaciones periódicas de seguridad, por personal cualificado de la empresa. Una vez que se identifican defectos críticos se deben comunicar al Departamento Prevención y de Mantenimiento, identificando que son averías críticas desde el punto de vista de PRL y no simplemente de la operativa, para que se puedan priorizar estas actuaciones. Para poder hacer un seguimiento adecuado de estas operaciones es imprescindibles contabilizarlas en la Planificación de Actividad Preventiva del centro.

La primera causa de accidente es el trastorno musculoesquelético, también son relevantes los producidos por caídas y por cortes.

Además de los condicionantes descritos, existen factores adicionales que dificultan el desarrollo de la actividad preventiva: equipos de protección individual orientados a la industria y no al sector, alta dispersión geográfica, etc.

Son muchas las actividades que han desarrollado para disminuir la siniestralidad, ¿nos puede decir alguna de las que considera más novedosas, que esté dando buenos resultados?

Hemos desarrollado un sistema de notificación de accidentes a través de un call center que es atendido por personal sanitario de nuestro Departamento de Vigilancia de la Salud, y que ha tenido una buena acogida por parte de los trabajadores. Además de profundizar en el análisis de los accidentes y recoger información en tiempo real, permite proporcionar unas primeras pautas de asistencia sanitaria básicas.

En la medida que profundizamos en el conocimiento de la casuística asociada al accidente, podemos establecer mejores propuestas de medidas preventivas para evitarlos. Aunque es difícil medir su contribución directa a la disminución de la siniestralidad, estimamos que durante el primer año y medio de existencia nos ha permitido lograr una reducción de los accidentes en torno al 30%.

Hemos leído en algún lugar que para esta empresa “la seguridad es lo primero”, y no sólo lo tenéis como un eslogan de campaña, sino que lo tenéis integrado en vuestro ADN, ¿cómo influye en la empresa tener integrada en la gestión la preocupación por la salud de su personal?

Queremos hacer que la prevención sea una de nuestras mayores señas de identidad como compañía. Lo que se pretende es integrar la actividad preventiva en nuestro modelo de negocio. Esto es muy fácil de proponer, pero no es tan fácil de llevar a la práctica.

Cada empresa debe desarrollar esta filosofía y hacerla propia, sin perder una perspectiva realista y el enfoque práctico para que pueda seguir avanzando en su modelo de cultura preventiva.

En nuestro caso, hemos trabajado sobre los siguientes pilares:

1) Involucrar a todos los miembros de la organización explicándoles sus funciones y responsabilidades en materia de prevención: todos somos eslabones que formamos parte de una misma cadena.

2) Ser críticos con nuestro Sistema de Gestión de la Prevención y apostar por un modelo de mejora continua.

3) Crear mensajes claros e inequívocos a través de campañas especializadas para ser difundidos en todos los niveles de la organización.

4) Facilitar la asimilación de la información a los trabajadores/as.

1-Cocina-Central-Eurest-Elexalde-Derio-Bizkaia-750x422Lo que hemos hecho, de alguna forma, ha sido cambiar la manera de ver y de entender la prevención.

Dicho cambio, se inicia en los integrantes del servicio de prevención, “yo mismo he cambiado mi concepción de la prevención, mi experiencia previa es importante, pero al llegar a esta empresa y conocer este sector, comprendí que una buena idea para un entorno o un lugar concreto, no tiene por qué serlo para todos los sectores y para todas las empresas según su filosofía de trabajo”.

Es imprescindible involucrarte y conocer dónde y con quién trabajas, a partir de ahí puedes iniciar la propuesta de cambio para el resto de la empresa de la que se necesita una implicación total.

Otro de los problemas al que nos solemos enfrentar es que a nivel sectorial no hay una percepción de que la prevención esté integrada con carácter general.

Para conseguirlo, en el Grupo COMPASS hemos desarrollado lo que internamente conocemos como “La cultura preventiva Compass”, que se basa en sensibilizar a los responsables operacionales para liderar el desarrollo de la cultura preventiva en los centros y estimularles para que se erijan como los verdaderos garantes en prevención. En ese sentido, es básico la labor que desarrollan en cuanto al control de las condiciones de seguridad en los centros. El liderazgo a nivel operativo debe abarcar el liderazgo en prevención.

Únicamente se logra materializar nuestro eslogan de “la seguridad es lo primero”, cuando se adquiere un firme compromiso de todos los estamentos de la empresa, empezando por el Director General y el Comité de Dirección. La propia concepción del plan de prevención, en el que se detallan de manera muy exhaustiva las funciones y responsabilidades de cada miembro de la organización, desde la dirección general de la empresa a los componentes del servicio de prevención, pasando por el resto del personal con independencia del área al que pertenece o de su estatus, se encuentra entre las claves.

¿Podrías resaltar algunas de las acciones concretas que habéis realizado para la consecución de vuestros objetivos?

En primer lugar, destacaría que en todas las reuniones de equipo de todos los segmentos (hospitales, colegios, residencias, centros de ocio…) a las que llamamos “reuniones de seguimiento de negocio”, siempre iniciamos las mismas con un “safety moment” (tiempo para la seguridad) en los que se trata de dar a conocer la evolución de la siniestralidad asociada al segmento, se analizan los accidentes del segmento si los hay, y se proponen medidas preventivas a aplicar en el mismo. También, de forma complementaria, se exponen temas significativos variados que pueden afectar más a nivel de compañía o a nivel de un segmento como son lecciones aprendidas, etc.

En este ejercicio, también hemos lanzado una campaña de comunicación denominada “Arrancamos con seguridad”, a través de nuestra aplicación de móvil corporativa “MiEurest”. Se ha desarrollado un tema crítico desde la perspectiva HSEQ por cada una de las 52 semanas del año que se a su vez se articula por medio de 5 subtemas (de lunes a viernes). De este modo, cada mañana se lanza un mensaje a través de la app para que pueda ser visualizado por parte de los equipos de los centros con carácter previo a su jornada laboral. La idea es que inviertan cinco minutos diarios en una reunión de equipo que les permita aprender y poner en común / debatir temas que les pudieran afectar dentro de estas áreas.

Asimismo, subrayaría las “formaciones de refuerzo” en los centros de trabajo en las que participa el servicio de prevención con ánimo de erradicar las malas prácticas y reforzar los buenos comportamientos en prevención. Asimismo, este tipo de formaciones también se utilizan cuando se incorpora algún nuevo EPI, se introduce algún nuevo equipo de trabajo, etc.

Otra de las novedades que hemos lanzado durante este ejercicio ha sido la realización de Planes de Acción complementarios a la planificación de la actividad preventiva de cada centro por responsable operacional con ánimo de impulsar la reducción de la siniestralidad y la mejora de las condiciones de seguridad en los centros. La idea es realizar un análisis conjunto de la parte de operaciones con el servicio de prevención de la situación de los centros a cargo de cada jefe de área de operaciones, para establecer un plan de mejora que permita avanzar en el desarrollo de la cultura preventiva a un centro o grupo de centros sin condicionarlos por la situación de otros centros en la compañía. La idea es no limitar a los mejores y tampoco dejar de lado a los peores; es un planteamiento inclusivo en el que todos tienen cabida.

Por último, destacaría el esfuerzo como compañía y como Departamento que estamos haciendo para facilitar la asimilación de la información por parte de los trabajadores, así como para destacar la información más crítica desde el punto de vista de prevención.

En este sentido, consideramos muy importante hacer accesible a aquellas partes del sistema de gestión de la prevención a todo el personal a través de herramientas de control o instrucciones simplificadas que provengan de procedimientos. Un ejemplo del que estamos orgullosos en este sentido se trata de nuestra metodología de actuación para trabajadoras embarazadas o en periodo de lactancia.

Además, se han definido las 24 instrucciones técnicas más significativas desde la perspectiva HSEQ para que sean expuestas de forma visual en los centros de trabajo. Son instrucciones que hemos elaborado internamente, de forma muy visual, en las que no se alude a terceros, ni son casuísticas generales; se utilizan imágenes de nuestros centros, destacando tanto lo que hay que hacer, como lo que no hay que hacer, porque hay que poner en valor lo que hacemos bien y ser capaces de corregir lo que hacemos mal. En las instrucciones de trabajo incluimos los buenos comportamientos preventivos, siendo esta una forma eficaz de sensibilización interna, pues se reconocen las buenas prácticas que se desarrollan en los puestos de trabajo.

Tomando como base esta forma de trabajar hemos sido capaces de desarrollar proyectos ad-hoc de integración laboral para personal sensible que permite una evolución paulatina tanto a nivel profesional como personal. En este tipo de proyectos, junto con nuestra participación es imprescindible la figura de los tutores del centro y los orientadores laborales / psicopedagógicos.

Concluiría diciendo que nuestra responsabilidad a nivel empresarial y social tiene como objetivo que todas las personas que trabajan para “Compass Group”, cuando terminan su jornada, lo hagan con su integridad, tanto a nivel físico como mental, intacta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s